Saltar al contenido

Otoscopio: ¿Qué se ve realmente?

viendo el oido con otoscopio

Sin dudas, el oído es de los órganos más importantes, y resalta por la increíble función que desempeña. De solo pensar en cómo ocurre el proceso que nos permite percibir sonidos, a más de uno nos ha despertado una gran curiosidad por ver que hay dentro de los oídos.

Gracias al otoscopio, hoy en día es posible analizar a profundidad el canal auditivo y la cavidad timpánica. Te invito a seguir leyendo para que conozcas más detalles sobre todo lo que podemos ver con esta increíble herramienta médica.

¿Qué se ve a través de un otoscopio?

Como sabes, el otoscopio emite un haz de luz a través del embudo que se crea con el cono. Se apunta dentro del oído para buscar distintos puntos sensibles y hasta para examinar el conducto oído garganta.

Si se mira a través del otoscopio se aprecia todo el conducto interno y hasta la membrana del tímpano. Incluso por translucencia se ven las cadenas de huesecillos.  

El procedimiento para hacer un correcto estudio con el otoscopio es el siguiente:

  • Se enderezan las curvas que se producen en el oído como primer paso.
  • Luego se introduce el otoscopio en el oído externo. Es clave que el médico apoye sobre la cabeza del paciente para lograr una mejor estabilidad de la mano. De esta forma se evitan lesiones en el paciente.
  • Después la persona examinadora mira a través de la lente que se encuentra en la parte posterior del cabezal y busca algún indicio de cosas anormales en el aparato auditivo.
  • Existen oportunidades en las que es necesario retirar la lente e introducir algunos instrumentos. En este caso si observaras solo verías un poco las mucosas que se producen en el interior de tu oído.

La prueba que se hace con el otoscopio no es para nada dolorosa.

Lo que se puede ver con el otoscopio varía en dependencia de las pruebas que se hagan con él. Estos son algunos ejemplos de lo que podemos apreciar en una otoscopia:

Otoscopia bilateral

comparacion de timpanos

En este tipo de manipulación, se realiza una comparación entre ambos oídos con el fin de encontrar diferencias visibles. Como es un procedimiento comparativo, es bueno aclarar que todas las circunstancias no son las mismas de un paciente a otro.

Es importante que el doctor tenga mucho cuidado de no pasar infecciones del oído al otro. Por ello es recomendable, en caso de que no se esté seguro si existe una infección presente, que se cambie un cono por otro al pasar de un oído al siguiente.

Otoscopia neumática

ondas de sonido entrar al timpano
Modelo 3D muestra cómo las ondas de sonido viajan por el oído y penetran el tímpano

La finalidad de esta otoscopia es verificar la movilidad de la membrana timpánica. Por ello, se espera ver ciertos movimientos, en caso de estar todo en órden.

Para dicho procedimiento se usa un otoscopio con el mismo nombre de la intervención. Una de las características fundamentales de este modelo, es que al finalizar su tubo de caucho, tiene una pera que controla los flujos de aire.

Una de las visualizaciones más llamativas, son las vibraciones que suceden en el tímpano y el oído medio.

Malformación congénita del oído externo

microtia
Microtia: deformidad congénita en la que la pinna (oreja externa) está subdesarrollada.

Se produce una alteración patológica que es muy llamativa desde el punto de vista estético. Son los casos que se asocian con la hipoacusia. Las imágenes que se toman son del oído medio e interno.

A menudo lo que más se ve es la existencia del pabellón pequeño que tiene un crecimiento inadecuado que se denomina microtia.

Pericondritis

pericondritis
Pericondritis: trastornos de los tejidos musculoesquelético y conectivo

Ante esta enfermedad se manifiesta a través de algunos traumatismos o heridas en la región. Comúnmente viene acompañada de otorrea.

Al hacer un estudio con el otoscopio se puede apreciar una pérdida de los relieves normales y una tumefacción en el lóbulo de la oreja que carece de tejido cartilaginoso, que provoca dolores en el paciente.

Cuerpos extraños en Canal Auditivo Externo (CAE)

cuerpos extraños dentro del oido

Son variadas las causas que provocan tal mal. Los más comunes son los tapones de cera y los objetos extraños que se introducen de manera accidental o voluntaria.

Algunos ejemplos que puedes ver si haces una otoscopía, es la aparición de insectos vivos en el CAE, lo cual requiere una acción inmediata. Puede pasar de forma asintomática.

De no tratarse de inmediato se pueden producir lesiones cáusticas severas. Las extracciones se hacen bajo anestesia general o sedación.

Otitis seromucosa

otitis seromucosa

Esta enfermedad se produce casi siempre luego de una otitis media aguda, en situaciones de catarros o de una mala ventilación de la trompa de Eustaquio.

Si en estas condiciones se hace una otoscopía se ve un abombamiento de la membrana timpánica, un color amarillento-anaranjado y hasta burbujas de líquido. Esto puede pasar en ausencia de signos de infección aguda.

Las visualizaciones de los cambios de los niveles de líquido o burbujas son muy llamativas al ser apreciados por el otoscopio.

Más cosas que se ven con un otoscopio

Como has visto, son muchos y variados los detalles del oído que podemos ver a través del otoscopio. Sin embargo, existen muchas más visualizaciones interesantes que se pueden obtener con esta herramienta a partir de otros usos como:

  • Examinar el canal auditivo tapado.
  • Revisar las fosas nasales de los pacientes sin que tengan los doctores que requerir un espéculo nasal separado.
  • Como foco de luz para revisar la orofaringe o garganta.

Algunas de las enfermedades y padecimientos que pueden ser diagnosticadas a partir del uso del otoscopio son:

  • Otitis media
  • Otitis externa
  • Otosclerosis
  • Perforaciones timpánicas
  • Hemorragia óptica
  • Tapones de cerumen
  • Cuerpos extraños en el conducto auditivo externo

Realmente es una herramienta muy útil y permite realizar un amplio espectro de análisis médicos. Por dicha razón, el especialista debe estar muy bien preparado para poder diferenciar correctamente ante cualquier variación en los estándares normales y así determinar la posible anomalía.